DESAHUCIOS Y DESAHUCIADOS EN ESPAÑA (2008 - 2017)

23 avril 2017

Presentación

 

Desahucios 2

Desde el año 2008, España conoce un real drama social generado por la crisis económica : los desahucios. Desahuciar consiste en despedir a un inquilino de un bien inmueble para darlo en posesión del propietario legítimo.

Al inicio de la crisis, en 2008, el número de lanzamientos de ejecuciones hipotecarias fue de 27 000, hoy, se puede contabilizar 600 000 personas desahuciadas; es la primera vez que se produce un semejante fenómeno en el país.

De hecho, primero, es un fenómeno que se extiende en todo el país, es decir que afecta todas las regiones, sin embargo, la capital y las regiones de la costa este sufren más desahucios, como se lo puede ver en el mapa. Son también las regiones en donde hay más población.

Además, estas expulsiones afectan a toda la población. De hecho, se desahuciaron la misma proporción de extranjeros y de nacionales, familias enteras, con hijos,  y jubilados. El perfil del expulsado se ha extendido y ahorra, el 80% de los casos de desahucios corresponde a familias con hijos y cuyo padre se acerca de los 50 años. Afecta también todas las clases sociales : los hipotecas pueden ir de 10 000 € hasta 200 000 €.

Esta crisis social se inscribe en un contexto de crisis económica grave pero también ocurre después de una década de burbuja inmobiliaria.

Por fin, una semejante situación no queda sin consecuencias en la sociedad. Así, se destaca que los procesos de desahucio generan problemas de salud sobre las familias afectadas : sufren problemas psicológicos, problemas de ansiedad, insomnia o mismo alteraciones alimentarias. En casos más graves, puede generar un suicidio : se conta más de 5 suicidios diarios vinculados a la situación económica  y a los desahucios.

Entonces, a través este blog, intentaremos explicar en que los desahucios y los desahuciados representan el símbolo de la crisis social española.

En una primera parte, explicaremos porque esta situación de crisis social es más importante y más grave en España que en los demás países de Europa. En una segunda parte veremos cuales son las distintas movilizaciones y cómo luchan contra el fenómeno.



Posté par BlogCivi à 16:52 - Permalien [#]


Entender la situación : ¿ por qué la situación social es más grave en España que en el resto de Europa ?

Los desahucios son un fenomeno que se produce en toda Europa. Sin embargo, en España el número de desahucios y de desahuciados es más importante. Este articulo nos presenta los procesos en los paises vecinos y nos permite entender porque no sufren una semejante situación los demas paises. 

En España, los bancos tienen más poder que los ciudadanos : la ley hipotecaria vigente que data de la época de Franco, es decir de 1946, les permite recuperar un bien inmueble, a falta de pago, por mitad de su valor. Así pueden exigir el reembolso del saldo que falta, lo que crea un endeudamiento interminable : la gente no tiene dinero para pagar la hipoteca, devuelve su casa para saldar el la deuda pero tienen que pagar resto de la deuda. Entonces, ya no tiene ni dinero ni casa. También, con esta ley, muchas personas desajoladas  son privadas de dación en pago.

Así, el fenomeno de desahucios se ha extendido en todo el país.

 

europe vs espagne

 

Así se regulan los desahucios en el resto de Europa

 

El drama de los desahucios ha pasado a ser un tema prioritario del Gobierno gracias al clamor popular y a peticiones de distintas autoridades, como el Defensor del Pueblo. En España, donde no está permitidad la dación en pago, la ley que los regula tiene una antigüedad. Pero, ¿cómo se regula en otros países del mundo? Realizamos un recorrido en el que los corresponsales de ABC explican cómo se regulan los desalojos por impago de la hipoteca en otros países del mundo.

Alemania

El abogado alemán Thomas Fruth explica que una dación aquí en Alemania no es la costumbre, informa José Pablo Jofré desde Berlín. En caso que el propietario no pague las cuotas de su hipoteca, el banco entra en subasta forzosa del piso («con el propietario dentro»): «No hay posibilidades de echar a la calle al propietario». La mayoría de las veces sucede que en la subasta el banco prestamista termina recibiendo más dinero que la suma que debe el propietario. Quien gana la subasta tiene ahora derecho a echar al –ahora– antiguo propietario, que jurídicamente ha cambiado a ser un inquilino. Sin embargo, lo normal es que el propietario venda el piso, pague la hipoteca y se busque uno nuevo como arrendatario. Esto no es difícil si tenemos en cuenta que en las ciudades, entre el 60 y 85 % de la gente vive como inquilino (en los pueblos esta cifra es menor).

Si alguien tiene que salir de su apartamento como consecuencia de un desahucio (jurídicamente no hay excepciones) y no encuentra una nueva vivienda –se da en muy pocos casos–, existen entidades estatales que ayudan a encontrar un nuevo piso. El estado tiene contratos con grandes arrendadores que tienen siempre viviendas para casos como estos.

El estado alemán paga a todo quien no pueda costeárselo y sin limitación temporal, el arriendo de la vivienda más 380,- € por mes –el famoso «Hartz IV»– el dueño de la vivienda tiene su alquiler seguro. Hay arrendatarios que buscan especialmente gente que tienen Hartz IV, porque les da seguridad. En resumen, «el riesgo de encontrarse realmente en la calle no existe»

Los plazos en una sentencia de desahucio se rige por la opinión del juez y la situación social del desahuciado. Se encuentra entre dos y seis meses, después de un proceso que demora entre cuatro y ocho meses.

Francia

En Francia se producen anualmente más de 100.000 expulsiones de inquilinos que no pagan sus mensualidades a los propietarios, informa Juan Pedro Quiñonero desde París. Algunos especialistas estiman oficiosamente que en Francia se produce anualmente la venta o expulsión forzosa de unos 10.000 propietarios que no han podido pagar sus hipotecas.

La complejidad y «cortafuegos» jurídicos y administrativos confiere poca «visibilidad» las expulsiones, que no han dejado de crecer los últimos años.

La expulsión de inquilinos «solo» tiene una larga tregua invernal: no es posible expulsar a un inquilino desde primeros de noviembre a primeros de abril. Por el contrario, basta con el adeudo de dos mensualidades para que el propietario pueda iniciar un procedimiento de expulsión.

En el caso de los propietarios con una casa o piso hipotecado, los mecanismos de prevención comienzan antes de la compra. Las condiciones de la venta son muy estrictas. Los futuros propietarios son siempre invitados a acogerse un seguro de desempleo o «accidente mayor», que puede facilitar el pago de la hipoteca incluso en caso de causa muy mayor.

Además de tal seguro, obligatorio, el banco o entidad financiera puede tomar medidas expeditivas mucho antes de la expulsión. El impago de dos mensualidades seguidas puede precipitar la pérdida del derecho a firmar cheques: medida de un alcance «draconiano» en un país donde la inmensa mayoría de los pagos se realizan con cheque o tarjeta de crédito.

Si el impago se prolonga más allá de un trimestre, el propietario con problemas y el banco son invitados a escalonar la deuda. La expulsión y posible venta del piso o apartamento solo se produce en casos excepcionales, tras un largo procedimiento jurídico, que permite a ambas partes acogerse a causas derogatorias.

Reino Unido

En Inglaterra y Gales, más de 160.000 personas han perdido sus casas por la incapacidad de pagar su hipotecas entre 2008 y 2011, el último año para el que existen datos completos (la regulación escocesa es diferente), informa Borja Bergareche desde Londres. Desde 2009, cuando la crisis financiera obligó al estado a nacionalizar tres de los principales bancos, la situación ha ido mejorando a medida que la bajada de los tipos de interés aliviaba la economía de las familias británicas, en un clima de recesión. En Reino Unido, siete de cada diez viviendas son en título de propiedad, y el 45% de las casas está hipotecada. Se calcula que, desde el estallido de la crisis, un 10% de la población británica tiene dificultades para hacer frente a sus créditos, tendiendo en cuenta que el 40% de las hipotecas dependen de la entrada de dos sueldos en el hogar.

La Autoridad Financiera (FSA por sus siglas en inglés), órgano regulador de los mercados financieros en Reino Unido, obliga a los bancos a tratar de forma «justa» y a ofrecer a sus deudores alternativas de pago «razonables» para devolver créditos hipotecarios con las que tienen dificultades o retrasos en las mensualidades. Una vez agotado ese diálogo, el banco puede acudir en caso de impagos a un juez a solicitar una «reclamación de posesión». Los jueces valoran si se han dado alternativas razonables de pago, y dicta en unas ocho semanas una «orden de posesión». Esta quedará en suspenso si acuerdan una fórmula y calendario para saldar la deuda, siempre que el titular de la hipoteca cumpla con los pagos. Si no, se ejecuta el desahucio.

A raíz del crecimiento de los desahucios en 2008 por la crisis (un 31% sobre el año anterior), entró en vigor en noviembre el llamado Protocolo de Acciones Previas con dos objetivos: reforzar la obligación a las dos partes de que actúen de manera «justa y razonable» una con otra y fomentar mayores contactos prejudiciales entre ellas. Aunque no es el único factor, coincide con descenso del 50%. Según el ministerio de Justicia, entre septiembre y diciembre de 2011 hubo 17.500 «reclamaciones de posesión», 13.300 «órdenes de posesión» y 8.500 desahucios. Los datos provisionales del primer trimestre de 2012 apuntan a un descenso del 5%.

Italia

La situación en Italia es muy particular y nada tiene que ver con España. Aquí los bancos han dado hipotecas generalmente por el 60 % del valor de la casa, y solo con muy claras garantías alargaban el porcentaje al entorno del 80%, informa Ángel Gómez Fuentes desde Roma. Tampoco los precios de las casas han tenido el incremento espectacular que se registró en España. Por tanto, en Italia no ha habido burbuja inmobiliaria.

Si el comprador no puede pagar la hipoteca, existe una ley que permite pedir al banco la suspensión por un plazo no superior a un año. Tendrá que demostrar razones de peso para pedir la suspensión, como por ejemplo la pérdida del trabajo. Las familias con dificultades económicas para pagar la hipoteca negocian con el banco la ampliación del plazo, y en general los bancos conceden esa ampliación para que sean más bajas las mensualidades.

En el caso de que, pasado un año (el tiempo de la suspensión), o simplemente cuando el propietario no puede seguir pagando la hipoteca, el banco pide a un juez que se pueda poner en venta la casa mediante una subasta. Con el precio obtenido se liquida la hipoteca y el eventual dinero sobrante se da al que hasta entonces era dueño de la casa y deudor del banco. Si éste no quiere abandonar la casa, el nuevo comprador puede plantear en desahucio. Teniendo en cuenta la lentitud de la justicia italiana, desde que el banco pide al juez que se venda en subasta la casa y luego el nuevo propietario plantee el desahucio, pueden pasar al menos un par de años.

No existe la alternativa del alquiler social. Los italianos tienen una absoluta preferencia por la compra de la casa. El porcentaje llega al 85 %, uno de los más altos de Europa.

Bélgica

La regla general en la legislación inmobiliaria belga es la protección del propietario, lo que tiene un efecto muy directo en el sector, porque favorece la inversión en el mercado de alquiler, que es por ello muy ágil y permite que haya una oferta muy amplia, informa Enrique Serbeto desde Bruselas. Pero a los belgas les gusta decir que nacen «con un ladrillo en la tripa», es decir, que tarde o temprano acaban comprando una casa. Las reglas que siguen los bancos para conceder un crédito hipotecario no están limitadas por la ley, aunque, como es natural, intentan asegurarse de que el solicitante tiene ingresos suficientes para hacer frente a los pagos. En los créditos a interés variable, la ley limita los posibles aumentos de los intereses al IPC.

En caso de impago, las salidas posibles son muchas, no porque el mercado inmobiliario tenga una estructura muy diferente al de España, sino porque el desempleo está en tasas razonables y es mucho más improbable que una familia se quede sin ningún trabajo (teóricamente, el seguro de paro es ilimitado, así que un parado tampoco pierde todos sus ingresos) y porque el mercado inmobiliario se mantiene alejado de grandes turbulencias, con lo que raramente se producen situaciones en las que hay bajadas o subidas bruscas de precio. Es decir, si alguien deja de pagar la hipoteca, el banco intenta normalmente una negociación, que muchas veces sirve para resolver la situación con un aplazamiento.

Si no fuera posible, el bien en cuestión es puesto en venta pública por un notario, con la intención de resarcir al banco con el importe de la deuda, cosa que sucede la mayor parte de las veces. Si el apartamento estuviera en una situación de gran deterioro y la venta no cubriera la deuda, el banco tiene que asumir esa pérdida, mientras que el deudor queda registrado como mal pagador y tendrá muchas dificultades para obtener otro crédito. En última instancia, si se trata de la residencia habitual de la familia, los servicios sociales se encargan de proporcionarles una residencia en una institución pública.

Portugal

El sábado pasado entró en vigor la nueva legislación portuguesa sobre los créditos hipotecarios creando un régimen extraordinario, vigente hasta finales del 2015, que prevé condiciones más favorables para las familias con dificultades económicas, informa Belén Rodrigo desde Portugal.Está destinado a las familias que no pagan sus hipotecas siempre que cumplan los requisitos, entre ellos que al menos uno de los dos cónyuges esté en el paro o haya sufrido una pérdida de rendimiento anual bruto superior al 35%. Dichas familias pueden pedir un periodo de carencia de sus hipotecas entre uno y dos años, una reducción del «spread» hasta 0.25%, una prórroga del plazo de amortización del préstamos o un préstamo adicional.

Cuando todas estas medidas se revelan insuficientes los clientes pueden avanzar para otra fase en la que la principal medida es la entrega de la casa al banco. En este caso, la legislación pasa a permitir que la entrega del inmueble extinga totalmente la deuda cuando la suma del valor de la tasación actual de la casa y de los pagos efectuados a título de reembolso del capital «sea, por lo menos, igual al valor del capital inicialmente acordado» o cuando «sea igual o superior al capital que se encuentre en deuda». Cuando la entrega de la casa no paga totalmente la deuda, ésta debe pagarse con intereses y comisiones.

Grecia

En Grecia los deshaucios son tema de cada día en un país que atraviesa su quinto año de recesión después de un periodo de aparente bonanza y créditos bancarios generosos, informa Begoña Castiella desde Atenas. Pero viendo las dificultades de quienes por diversas razones no podían afrontar los gastos de sus hipotecas y otros créditos, las autoridades ya en el 2010 legislaron sobre la regulación de las deudas de los consumidores endeudados con la ley 3869/10 publicada en el BOE griego del 3.8.10. Esta ley obliga a que antes de la regulación judicial de las deudas (atrasadas o corrientes) se deba efectuar un intento para llegar a un acuerdo extrajudicial con los acreedores.

Ello permite que el acreedor pueda contar con la ayuda del Defensor del Consumidor, el Comité de Regulación Amistosa en todas las Prefecturas, la Asociación de Consumidores, el Mediador Bancario y su abogado (se puede elegir a quién). Todos ellos pueden ayudar al acreedor a conocer sus derechos y sus obligaciones cuando no está en condiciones reales de pagar sus deudas y especialmente su hipoteca.

Lo mas importante de esta ley es que protege la vivienda principal del deudor, siempre y cuando se pueda probar legalmente que no tiene ni él ni su familia con la que comparte dicha vivienda medios para hacer frente a su pago. Ello significa que aunque el resto de las propiedades puedan ser embargadas, no lo será nunca la vivienda principal. La ley especifica que el valor de esta vivienda principal no puede ser superior a una cantidad concreta relacionada con la imposición fiscal: en el caso de alguien soltero, vivienda por valor de hasta los 200.000 euros; en el caso de casado, separado o viudo 250.000 euros (aumentado en 25.000 euros por cada uno de los dos primeros hijos y de 30.000 euros para el tercero y siguientes hijos). En general los deudores y sus acreedores llegan a un acuerdo por el que se «congela» el pago de la hipoteca y el deshaucio de la vivienda principal hasta que cambie la situación del acreedor o se reduce notablemente y durante un tiempo específico la hipoteca a pagar, según los ingresos del deudor.

Esta ley puede también «congelar» durante un año o más toda hipoteca siempre que el deudor pueda demostrar que está en el paro, tenga problemas graves de salud él o alguien de su familia y sus ingresos totales no sean suficientes para cubrir sus necesidades elementales. Al pasar el año se revisa la situación.

Noruega

En Noruega, en los casos de impago de hipotecas, el propietario es forzado a vender. Sin embargo, las leyes amparan al vendedor forzoso de forma que garantizan que la casa se venda por un precio lo más cercano posible al valor de mercado, informa Ana Martínez. De hecho, es la Corte quien asume la responsabilidad de realizar la venta, que se realizará en el mercado libre. Los compradores potenciales deberán enviar sus ofertas a las inmobiliaras contratadas para este efecto. La venta debe realizarse en un plazo máximo de seis semanas -a menos que las partes acuerden otra cosa- durante las cuales la persona desahuciada puede seguir habitando en el piso/casa que será puesto a la venta.

Dinamarca

La ejecución hipotecaria en Dinamarca se produce de la siguiente manera: cuando el inquilino o el propietario no puede pagar el alquiler o la hipoteca es desalojado por el llamado Tribunal de Ejecución, informa Ana Martínez. Para llevar a cabo el desahucio se sigue un ritual especialmente humillante: las autoridades colocan una silla de la casa que va a ser desalojada en la calle; en ese momento, el inquilino o propietario debe llevarse sus propiedades; si no lo hace, la policía se encargará de llamar a una empresa de mudanzas para que lo haga. A partir de este momento, la persona desahuciada tiene dos meses para ponerse al día de los pagos (entre los que se incluyen los gastos de traslado). Una vez que se produce la 'venta forzada' de la casa, se recalcula la deuda y la persona desahuciada debe hacerse cargo de ella.

En los últimos años, las cifras de desahucio en Dinamarca han crecido alarmantemente en los últimos años. En 2002, 1.800 familias fueron desahuciadas; en 2010, esta cifra ascendió a 4.400. Para hacer frente a esta situación, el Gobierno danés está a punto de firmar un acuerdo que permitirá a los Ayuntamientos hacerse cargo de los pagos de las personas en peligro de desahucio durante un periodo -todavía no determinado- de tiempo.

Posté par BlogCivi à 16:53 - Permalien [#]

Imposibilidad de pagar : ¿ la dación en pago como solución ?

 

Dacion en pago

 

 

La situación en España es grave ya que la población ya no tiene la posibilidad de pagar su préstamo por causa de la crisis económica. Existe, sin embargo, la dación en pago : permite saldar la deuda hipotecaria devolviendo el bien inmobiliario o otros bienes. Pero, este sistema no permite resolver la situación : en España, se añaden gastos al préstamo, gastos administrativos y otros gastos que no permite a la gente salir de su situación crítica. De hecho, una vez que devuelve el bien inmobiliario, la gente sigue pagando los gastos suplementarios. Además, si cambie el valor del bien, también tendrá que pagar la diferencia entre el monto asignado por el banco y el valor actual del bien.

 

Verdades y mentiras de la dación en pago en España para saldar la deuda hipotecaria

 

El pacto firmado entre PP y Ciudadanos ha vuelto a poner sobre la mesa uno de los temas fetiche que nos ha dejado la crisis económica: la entrega de la vivienda al banco si no se puede pagar la hipoteca. El imaginario popular cree que esta forma de saldar el crédito hipotecario, que se denomina técnicamente ‘dación en pago’, no existe en España pero la realidad es bien distinta.

A pesar que las fuerzas políticas de izquierda reclaman la dación en pago como el bálsamo ideal para evitar que muchas familias se queden en la calle por no pagar sus cuotas hipotecarias, la verdad es que esta figura existe en el ordenamiento jurídico español y se puede realizar siempre y cuando la entidad financiera que concede el préstamo acuerde con el deudor la inclusión  de la misma en el contrato hipotecario.

En concreto, al artículo 140 de la Ley Hipotecaria indica que “podrá válidamente pactarse en la escritura de constitución de la hipoteca voluntaria que la obligación garantizada se haga solamente efectiva sobre los bienes hipotecados. En este caso, la responsabilidad del deudor y la acción del acreedor, por virtud del préstamo hipotecario, quedarán limitadas al importe de los bienes hipotecados, y no alcanzarán a los demás bienes del patrimonio del deudor”.

Es en los casos en los que no existe un pacto entre deudor y acreedor cuando el hipotecado debe responder a sus obligaciones con todos sus bienes (presentes y futuros), tal como establece el artículo 105 de la Ley Hipotecaria. Es decir, que la regulación permite la dación en pago siempre y cuando se incluya en el contrato del préstamo para la compra de vivienda.

Introducir la posibilidad de la dación en pago es tan sencillo como que los bancos y cajas introduzcan en sus escrituras la cláusula conocida como pacto marciano, que consiste en acuerdos de adquisición de la finca hipotecada para los casos de impagos de las cuotas, siempre que el precio no se identifique con el valor de la deuda hipotecaria y se determinen los mecanismos de evaluación o tasación de la finca de forma objetiva. Es decir, que el banco se quede el inmueble y nos cancele la deuda, si bien en base a un precio tasado para evitar que se quedaran una vivienda que vale mucho más por una deuda menor”, señala Pau Montserrat, economista de IAHORRO.com.

Llegados a este punto podemos analizar la reforma que plantea el pacto firmado por PP y Ciudadanos. El acuerdo incluye referencias sobre la dación en pago en dos ocasiones. En primer lugar, en el punto número 35 las formaciones de Albert Rivera y Mariano Rajoy se comprometen a:

Flexibilizar, con las salvaguardias adecuadas, los requisitos para que los deudores más vulnerables puedan cancelar sus deudas mediante la dación en pago de su vivienda habitual, manteniendo el derecho a permanecer en su casa durante tres años con un alquiler que no superará el 30 % de los ingresos de la unidad familiar del deudor.”

La reforma que plantean PP y C´s no cambia la Ley Hipotecaria

La redacción de este medida es ambigua, ya que no especifica cuáles son los requisitos que incluirá la redacción de la futura normativa y, además, establece que la flexibilización de los requisitos se hará “con las salvaguardas adecuadas”, lo que no compromete a nada en absoluto.

Fuentes de Ciudadanos consultadas por OKDIARIO indican que esta propuesta está destinada a evitar “casos extremos”, lo cual también es muy poco clarificador. Todo dependerá de dónde se ponga el listón. Lo que está claro es que no se aplicará en ningún caso con carácter retroactivo, ya que ello supondría un atentado contra la seguridad jurídica.

Posteriormente, en el punto número 64 del pacto, PP y Ciudadanos acuerdan  “facilitar la reestructuración de deudas de las personas y familias en situación de vulnerabilidadafectadas por los desahucios, otorgándoles el derecho a la dación en pago de la vivienda habitual con posibilidad de seguir habitándola durante dos años de forma gratuita”. Aquí existe una mayor concreción, aunque también el texto deja la puerta lo suficientemente abierta como para que no suponga un cambio cualitativo de la regulación.

El documento no explica cómo va a compensar a las entidades financieras a las que se obligue a aceptar la entrega del inmueble hipotecado como pago por la deudapendiente, un factor que es esencial a la hora de adoptar reformas de este calado. Lo último que necesita ahora el sector financiero es enfrentarse a un agujero contable como consecuencia de la reforma de la Ley Hipotecaria y para evitarlo los bancos elevarían los intereses o reducirían el importe de los nuevos créditos para cubrirse ante el nuevo riesgo.

En España es muy normal reclamar supuestos derechos de los ciudadanos aunque violen contratos firmados por esos mismos ciudadanos con pleno conocimiento de causa. Todas las familias que contratan una hipoteca saben que tendrán que devolver el dinero prestado aunque su vivienda baje de precio y, si quieren incluir la dación en pago en sus préstamos, deberán pactarlo con la entidad financiera correspondiente. Esto no cambiará si PP y Ciudadanos logran impulsar un cambio en la legislación en línea con lo que plantean en su pacto: excepto en casos particulares las cosas seguirán siendo como hasta ahora.



https://okdiario.com/economia/2016/09/03/verdades-mentiras-dacion-pago-espana-saldar-deuda-hipotecaria-350259

 

 Puede ver un video para entender más en que consiste la dación en pago y porque no funciona en España.

 

Posté par BlogCivi à 16:54 - Permalien [#]

La asociación más importante contra los desahucios : la Plataforma de Afectados por la Hipoteca

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) es un movimieto popular que surgió durante la crisis inmobiliaria en 2009. Tiene como objectivo ayudar a los desahuciados, romper la soledad de las victimas y denunciar las reformas abusivas del Gobierno español.
A través de acciones pacificas como acciones judiciales o desobediencia civil, la PAH permite a los ciudadanos señalar los problemas en la política espanola. Las ideas principales de la associacón son : restablecer los derechos humanos que no son respectados por el gobierno, defender a los ciudadanos y crear una solidaridad entre las victimas.
El artículo es una sátira del gobierno y habla de un "poder corrupto". Explica que las administraciones españolas conocen los problemas pero que continuan desuhuciar sin tener en cuenta las leyes de la unión europea y los derechos humanos.
Aunque más de 1000 personas han sido realojadas por las obras sociales de la PAH, no han logrado cambiar la ley la hipotecaria y siguen aumentando los desahucios y las desigualdades
La PAH que ha crecido mucho en poco tiempo, quiere mostrar que la población tiene poder y el movimiento debe seguir desarollarse para cambiar el futuro de Espana.

 

PAH

 

La PAH ya ha ganado

 

Este sábado 22 de febrero se celebrará en Barcelona la asamblea estatal de las Plataformas de Afectados por la Hipoteca (PAH), en la que se esperan unas 400 personas. Tras la asamblea, celebraremos el 5º aniversario de la PAH. A la cita están convocadas las más de 200 PAH hoy existentes y, aunque por motivos económicos no todas podrán acudir, de un modo u otro todas estarán presentes.

Más de 1.000 desahucios parados. Se dice rápido. Más de 1.000 personas realojadas por la Obra Social de La PAH. Miles de daciones en pago, condonaciones y alquileres sociales conseguidos en estos años, conquistados con gran esfuerzo, batallando caso a caso, semana tras semana, gracias a miles de heroínas y héroes anónimos que se dejan la piel en este movimiento.

Da vértigo mirar hacia atrás y ver todo lo que hemos logrado: cosas que hace 5 años nos decían que eran imposibles. El respaldo de la opinión pública. Una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) por la dación en pago y el alquiler social que recogió un millón y medio de firmas. El apoyo de los jueces, del Parlamento Europeo y hasta de Naciones Unidas. Nuestra denuncia ha llegado a la prensa internacional, desde el New York Times o la BBC hasta Al Jazeera, pasando por Japón, Rusia o Finlandia.

Sin embargo, no podemos ser autocomplacientes. A pesar de todas las “pequeñas grandes victorias” de las PAH, aún no hemos logrado cambiar la ley en el sentido de los mínimos recogidos en la ILP. Pese a llevar ya acumuladas 500.000 mil ejecuciones hipotecarias, siguen aumentando los desahucios, con una banca rescatada y sobreprotegida por los poderes públicos.

El sistema es estructuralmente corrupto y la puerta giratoria entre los ministerios y los consejos de administración no ha dejado de funcionar, a costa de aumentar la desigualdad y los recortes en servicios básicos. El robo y el expolio se han instalado oficialmente en nuestras administraciones, bajo la forma contemporánea de la esclavitud llamada “deuda”.

Eppur si muove
. Aunque pueda sonar a provocación, o a ingenuidad, nos atrevemos a afirmar que la PAH ya ha ganado. Ha ganado porque ha logrado lo más difícil: romper la versión oficial que nos condenaba a la soledad, al miedo y a la fatalidad. Una sociedad deprimida y culpabilizada no se moviliza, y eso el poder lo sabe. Por eso nos repetían todo el día grandes mentiras como que “los españoles hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, “tenemos lo que nos merecemos”, “hay políticos corruptos porque en este país ya se sabe que todo el que puede roba”, o el clásico “no hay alternativa”.

Pero, de repente, como en el cuento de Andersen, los niños empezamos a gritar “el rey está desnudo”, y todo cambió. En alianza con otros colectivos y con el maravilloso efecto multiplicador del 15M, hemos gritado “no es una crisis, es una estafa”, y hemos demostrado que sí se puede: que somos mayoría y, si nos organizamos, tenemos mucho más poder del que nos habían hecho creer.

En los últimos tiempos, distintas personas y colectivos nos han preguntado: ¿cuál es la receta de la PAH? Aquí no podemos extendernos, pero ahí van algunas ideas:

1. Crear espacios de experiencia compartida donde las personas asuman por sí mismas que sus problemas no son cuestiones individuales sino colectivas.

2. El enfoque de derechos: se están vulnerando los derechos de todas y todos nosotros, y el Estado está incumpliendo sus compromisos y obligaciones al permitir, o incluso ser cómplice, la vulneración sistemática de derechos humanos.

3. Generar empoderamiento a través de herramientas que capaciten a la gente, de manera que podamos defendernos por nosotros mismos, sin tener que delegar en nadie.

4. Solidaridad y apoyo mutuo, de forma que nunca nadie más se sienta sola/o.

5. La PAH es un dispositivo sencillo y fácil de replicar, con muy pocos requisitos: asambleario, apartidista e independiente, gratuito y pacífico. Quien quiera formar una PAH, tiene todos los materiales necesarios en la web.

6. Una apuesta por la comunicación, en el sentido más amplio. La PAH quiere ser un instrumento real para la mayoría social afectada por la estafa hipotecaria, por lo que habla el lenguaje de la gente y usa todos los medios posibles para comunicar, ya sean tradicionales o alternativos, así como las nuevas redes sociales.

7. Una estrategia compleja, que articule objetivos a corto, medio y largo plazo, así como múltiples niveles: interpelación a las administraciones, acciones judiciales, incidencia internacional, acción directa y desobediencia civil como mecanismo de autotutela de los derechos vulnerados.

Pero la PAH no es un episodio acabado, todo lo contrario: es un proceso abierto con múltiples retos. Por un lado, retos internos: se trata de un movimiento popular que ha crecido mucho en muy poco tiempo, sin recursos, con múltiples urgencias y presiones. Ahora es tiempo de consolidar las PAH y practicar la democracia siendo capaces de articular formas de organización grandes y complejas, a la vez que abiertas, horizontales y ágiles.

Por otro lado, retos externos: frente al bloqueo institucional del PP, que ha abusado de su mayoría absoluta para despreciar el clamor ciudadano contra los desahucios, que no ha dudado en tratar de “filoterroristas” y “nazis” a quienes de forma pacífica reclamábamos algo tan básico como derechos humanos y democracia…, ¿con qué estrategias contamos?

¿Qué hacer?

A) De entrada, "romper por abajo" una campaña que persigue convertir el rodillo de la mayoría absoluta del Partido Popular en un gigante con pies de barro. El Gobierno difícilmente se moverá más de lo que se ha movido hasta que finalice la legislatura. Sin embargo, las CCAA y los ayuntamientos, que hasta la fecha se han ido de rositas con la excusa de la pelota competencial, pueden hacer mucho más de lo que están haciendo.

Pueden, entre otras cosas, expropiar pisos vacíos en manos de entidades financieras y penalizar fiscalmente su uso antisocial. Prueba de ello es el decreto andaluz o la Ley Foral de Navarra 24/2013, suspendidos cautelarmente por un Tribunal Constitucional más politizado que nunca, tras un recurso interpuesto por el Gobierno. La reciente campaña de mociones promovida por las PAH en los ayuntamientos para multar pisos vacíos en manos de la banca, aprobada ya por 79 municipios catalanes en tan sólo un mes, apunta en esa dirección .

B) Extensión y práctica masiva de la desobediencia civil, que se inició en noviembre de 2010 con la campaña Stop Desahucios, y que ahora se expande a través de la Obra Social de la PAH, con 20 edificios recuperados y más de 1.000 personas realojadas, así como otras campañas que están por venir.

C) Acabar con la impunidad, ya sea por la vía judicial, como persigue la campaña “Juicio y Castigo” para que los responsables de la estafa hipotecaria sean juzgados, o, cuando las leyes no permiten hacer justicia, por la vía del escrache y otras formas de protesta pacífica que permitan a la ciudadanía señalar a los responsables de la estafa y el expolio.

D) La construcción y el fomento de alternativas ya existentes, como el alquiler social y las cooperativas, la banca ética, las empresas de la economía social, y tantas otras que están demostrando que hay un mundo nuevo que empuja por nacer.

Cinco años después, quienes en febrero de 2009 empezamos la PAH en Barcelona, seguimos sin acostumbrarnos a la barbarie, y seguimos emocionándonos con cada victoria arrancada a la avaricia y la prepotencia de los bancos.

En las PAH lloramos cada semana. Lloramos de rabia y dolor, cuando escuchamos los relatos de quienes acuden por primera vez a una asamblea y explican su vía crucis de meses sin dormir, de amenazas y presiones del banco, de tensión familiar, y de cosas aún peores. Pero lloramos cada vez más de alegría, escuchando a quienes no hace mucho llegaron derrotados y enmudecidos, y hoy explican a los nuevos que, gracias a la PAH, han logrado la dación o el alquiler social.

Las PAH son un espacio rebosante de vida, donde cada día aprendemos, luchamos y nos sentimos como si fuéramos una familia. De hecho, en nuestras acciones y asambleas siempre haya niñas y niños correteando. Y que así sea siempre. Ellas y ellos más que nadie nos recuerdan que el horizonte está abierto y la historia por escribir.

Gracias a todas las PAH, por conquistar la esperanza y devolvernos el futuro.

 

Posté par BlogCivi à 16:56 - Permalien [#]

Una figura contra los desahucios : Ada Colau

 

Ada Colau se volvió alcaldesa en 2015 de la ciudad de Barcelona; una de las ciudades más afectadas por las ejecuciones hipotecarias. Su llegada a la cabeza del ayuntamiento marca un hito y así da de nuevo optimismo a los afectados : ¿ podría Ada Colau mejorar la situación social en Barcelona ?

Este articulo del periodico frances L'Obs, se focaliza en la acción de Ada Colau, la líder del movimiento de lucha contra los desahucios en España. Ada Colau tinene una licencia en filosofia, y es una activista desde pocos años, y en 2009 participaba a la créacion del PAH.

Ada colau

 

Ada Colau, une pasionaria du combat contre les expulsions en Espagne

21 Mars 2014

     A coups de formules choc, Ada Colau, cheveux courts et regard noir, est devenue le fer de lance du combat à travers toute l'Espagne contre les expulsions de propriétaires surendettés, dénonçant "l'escroquerie immobilière" dans un pays où 3,4 millions de logements restent vides.

"Jusqu'en 2008, les ministres espagnols disaient qu'acheter un appartement était le plus sûr de tous les investissements. On a menti et le plus pervers de tout c'est que quand tout a explosé, on a accusé la population d'avoir vécu au-dessus de ses moyens", s'insurge cette militante dans l'âme de 40 ans, dans un entretien avec l'AFP à Barcelone.

Le visage doux et la voix maternelle de cette licenciée en philosophie contrastent avec la dureté du discours, forgé depuis son époque universitaire dans les syndicats et les mouvements anti-globalisation européens créés dans les années 2000.

Cette fille de militants est à l'origine, avec d'autres, de la création en 2009 de l'association des victimes des crédits hypothécaires (PAH).

Depuis, la PAH s'est fait connaître en organisant des rassemblements de plusieurs dizaines de militants devant les domiciles de personnes menacées d'expulsions pour empêcher les évictions, des occupations de siège de banques ou encore des opérations coup de poing sous les fenêtres d'élus.

Ada Colau affirme que la PAH a empêché plus d'un millier d'expulsions et aidé à reloger un millier de personnes.

Témoin de son combat acharné, les premiers mots de son fils de trois ans furent le cri de ralliement de la PAH: "si se puede", l'équivalent de "yes we can" (oui, c'est possible).

Elle dénonce les abus du crédit facile qui ont conduit à l'explosion de la bulle immobilière en 2008, plongeant l'Espagne dans une profonde crise: des centaines de milliers de personnes se sont retrouvées dans l'incapacité d'honorer leur crédit hypothécaire dans un pays où le taux de chômage touche plus d'un actif sur quatre.

Selon le Conseil général du pouvoir judiciaire, 415.117 ordres d'expulsion ont été prononcés entre 2008 et 2012 et 252.826 ont été exécutés, soit près de 61%. "Plus de 70% concernent des domiciles principaux", affirme Ada Colau.

 "Le problème du logement est prioritaire. C'est l'un des principaux facteurs de précarisation de la société alors que les logements ne manquent pas", dénonce-t-elle.

Elle se souvient d'ailleurs des premières réunions de la PAH où elle a vu arriver des dizaines de personnes "dévastées et minées par la honte" parce qu'en peu de temps, "leur vie avait explosé en vol. Elles avaient perdu leur travail, leur maison et en plus, elles devaient encore payer leur crédit".

"On a vu des tentatives de suicide, dépressions, séparations, alcoolisme, violences conjugales...", raconte-t-elle.

Après trois ans de mobilisation, Ada Colau marque les esprits quand, dans un discours devant les députés en 2013, elle qualifie de "criminel" un banquier qui avait relativisé le problème.

Le gouvernement de droite est obligé de revoir en partie la réglementation bancaire, sous pression d'une proposition de loi populaire de la PAH qui a recueilli 1,4 million de signatures.

Mais "l'impact a été minime", selon elle, car les critères d'application de l'extinction de la dette contre la saisie du logement et du gel des expulsions du domicile principal ont été trop restrictifs.

Son combat est toutefois salué jusqu'au Parlement européen qui attribue en juin à la PAH le "Prix du citoyen européen", récompensant "des personnes ou organisations exceptionnelles luttant pour les valeurs européennes", au grand dam du Parti populaire, au pouvoir en Espagne.

"Le PP m'a attaquée. Il y a eu des semaines très dures. Ils me qualifiaient de terroriste et j'ai reçu des menaces de mort", raconte Ada Colau, avant de repartir à l'attaque.

La PAH poursuit ses occupations de succursales bancaires pour dénoncer les milliers de logements vides appartenant aux banques espagnoles, bénéficiaires d'un sauvetage européen de 41,3 milliards d'euros.

"Ça n'a pas de sens. Il vaudrait mieux utiliser ces appartements vides pour des logements sociaux. Mais en plus, les banques secourues sont celles qui expulsent le plus", s'indigne-t-elle.

http://tempsreel.nouvelobs.com/monde/20140321.AFP2861/ada-colau-une-pasionaria-du-combat-contre-les-expulsions-en-espagne.html

 

Ada Colau y miembros del PAH celebran la adopciòn de la ley contra los desahucios por el Parlamento Catalano. 2015. (credito A. Garcia)

Ada Colau y miembros del PAH celebran la adopciòn de la ley contra los desahucios por el Parlamento Catalano. 2015. (credito A. Garcia)

 

 

 

Posté par BlogCivi à 16:58 - Permalien [#]

Europa se moviliza contra los desahucios en España

Europa intenta también mejorar la situació española. La lucha en el campo judicial ha dado otro paso adelante, con la decisión del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que decidió que las clausulas hipotecarias abusivas de los acreedores españoles estaban contrarios al Derecho europeo, gracias al recurso de un ciudadano español.

 

La Justicia europea avala recurrir las cláusulas hipotecarias abusivas más allá del plazo fijado

20130909_building_Strasbourg_003

 

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha reiterado hoy que la disposición de un mes de plazo para recurrir ciertas cláusulas supuestamente abusivas de una hipoteca en España es contraria al Derecho europeo.

La máxima instancia judicial europea respondió así a una pregunta prejudicial del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Santander sobre el caso de un ciudadano español que pidió declarar abusiva la cláusula sobre los intereses de demora de un préstamo en el marco de un proceso de ejecución.

El TJUE recuerda que ya examinó una cuestión similar en su sentencia sobre el asunto BBVA, "declarando que la disposición que imponía ese plazo de un mes era contraria al Derecho de la Unión".

En su sentencia de hoy, considera que la imposición de ese límite temporal "no permite garantizar que los consumidores puedan aprovechar plenamente ese plazo y, en consecuencia, ejercitar efectivamente sus derechos".

El fallo responde a la denuncia de un particular español que perdió su vivienda "como consecuencia del impago de varias mensualidades consecutivas" al Banco Primus, que le había concedido un préstamo garantizado con una hipoteca sobre la vivienda.

El demandante, identificado como el señor Gutiérrez García, formuló en junio de 2014 un "incidente extraordinario de oposición al procedimiento de ejecución hipotecaria, alegando el carácter abusivo de la cláusula del contrato de préstamo relativa a los intereses de demora".

Dicha cláusula había sido ya objeto de un control de oficio por parte del juez, que redujo los intereses a cero mediante auto de 12 de junio de 2013.

El Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Santander suspendió el procedimiento de ejecución hipotecaria y, al examinar la oposición, detectó que algunas cláusulas del contrato distintas de la relativa a los intereses de demora podían ser consideradas abusivas en base a la legislación europea.

El demandante cursó su denuncia "aproximadamente" un año después de que expirase el plazo, lo que motivó las dudas del magistrado al sospechar que el plazo de un mes podía ser contrario al derecho europeo, tal y como hoy reiteró el TJUE.

"El Derecho de la Unión impone a un juez la obligación de apreciar el eventual carácter abusivo de las demás cláusulas de dicho contrato" y, en el caso concreto del demandante, el magistrado debe comprobar si se realizó previamente un control de la legalidad del conjunto de las cláusulas del contrato, indicó el servicio de comunicación de la corte con sede en Luxemburgo.

La corte, que señaló que el dossier "se trata de un asunto muy técnico y eminentemente procesal", respondió también a otras dos preguntas prejudiciales del magistrado, relativas a los criterios que el juez debe tomar en consideración en su examen.

Entre ellos, que "el examen del carácter abusivo de una cláusula implica determinar si ésta causa en detrimento del consumidor un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes del contrato".


 La Justicia europea avala recurrir las cláusulas hipotecarias abusivas más allá del plazo fijado  http://www.larazon.es/economia/la-justicia-europea-avala-recurrir-las-clausulas-hipotecarias-abusivas-mas-alla-del-plazo-fijado-LO14387815?sky=Sky-Abril-2017#Ttt1ttGfcexZ0QUR

 

Posté par BlogCivi à 16:59 - Permalien [#]

Medidas nacionales futuras para mejorar la situación : el Plan de Vivienda

 

Existe también al nivel nacional una voluntad de majorar la situación de crisis social en los próximos años. España quiere poner en marcha un plan de vivienda cuyo objetivo sería de evitar más los desalojos, ayudando los más vulnerables a pagar su alquiler.

 

El futuro Plan de Vivienda incluirá ayudas de hasta 400 euros al mes a desahuciados

Fomento tiene previsto crear un fondo social para que propietarios y bancos puedan incorporar sus viviendas vacías y sea el Estado quien pague directamente el alquiler.

 

El nuevo Plan Vivienda 2018-2021 incluirá una nueva línea de ayudas al alquiler específica para afectados por desahucios y los colectivos sociales más vulnerables, según anunció el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. La nueva ayuda contempla, por un lado, la constitución de un fondo social de viviendas a partir de pisos vacíos que aporten bancos y propietarios particulares y, por otro, una ayuda pública de entre 150 y 400 euros al mes para que los beneficiarios de estos pisos paguen su alquiler.

Además, se garantizará a los propietarios de estas viviendas el cobro del alquiler, dado que será la Administración la que abonará directamente dicha ayuda a bancos y particulares. El Ministerio de Fomento aportará el 80% del importe y la comunidad autónoma correspondiente, el 20% restante.

Este programa de alquiler de vivienda para colectivos vulnerables constituye así la principal novedad del futuro Plan Vivienda que entrará en vigor en enero de 2018. Para el ejercicio 2017, el Gobierno ha prorrogado el plan 2013-2016 que concluye ahora en diciembre.

De la Serna pretende consensuar el nuevo plan con comunidades autónomas, partidos políticos, bancos, promotores, colectivos sociales y todos los agentes implicados en el sector. Por ello, llamará a todos ellos a plantear sus propuestas durante el próximo mes de enero, con el fin de contar con un primer borrador del plan en febrero y comenzar a tramitarlo en primavera.

El nuevo plan mantendrá las ayudas al alquiler tradicionales, según indicó el ministro tras iniciar la ronda de contactos con una conferencia sectorial con las comunidades, la Administración que tiene las competencias en la materia.

No obstante, esta ayuda se modificará, de forma que los gobiernos regionales tendrán más capacidad para fijar la modalidad de la convocatoria en cada territorio. Además, esta ayuda ya no se pagará a los beneficiarios mensualmente, como hasta ahora, sino que su abono podrá tener otra periodicidad, pudiendo ser incluso un pago anual.

Más ayudas para la rehabilitación

En cuanto a las ayudas a la rehabilitación de vivienda, el nuevo plan también las modificará y ampliará. Así, se contempla que beneficien a pisos de una menor antigüedad respecto a la fijada el plan anterior (las viviendas construidas antes 1981). En este sentido, y a modo de ejemplo, indicó que las ayudas a la rehabilitación llegarían a cinco millones de viviendas respecto a la actualidad en caso de que pudieran solicitarlas todas las construidas antes de 1996.

De igual forma, se abrirán a que puedan se solicitadas por pisos y viviendas unifamiliares y no sólo a comunidades de vecinos. En el caso de que sean para todo el edificio, se contemplarán ayudas específicas para algún piso concreto en caso de que necesite medidas de accesibilidad.

Además, en esta misma línea, el plan elevará la ayuda para adaptar viviendas para personas de movilidad reducida o mayores de 65 años de edad, de forma que subvencionarán 75% del coste total de la obra, frente al 50% actual. De la Serna también ha manifestado la voluntad a facilitar la financiación para rehabilitar viviendas mediante acuerdos con los bancos y cambios normativos.

El ministro ha avanzado asimismo que el futuro Plan Vivienda reforzará todo lo relacionado con la efi

ciencia energética de las viviendas, con un programa específico, y dará más plazos a los planes de regeneración urbana promovidos al amparo del actual plan, pero que por distintos motivos acumulan demoras en su ejecución. Además, ha abierto la puerta a que el futuro plan de vivienda tenga una vigencia superior al tradicional trienio.

Para De la Serna, con estos cambios, el nuevo plan "reforzará" las líneas de actuación del actual, "pero adaptándolos a la realidad socioeconómica actual y eliminando rigideces y problemas detectadas en su aplicación".

http://economia.elpais.com/economia/2016/12/15/vivienda/1481817975_496176.html

 

 

Posté par BlogCivi à 17:00 - Permalien [#]

Para terminar

Con esta problemática de los desahucios en Espana, hemos visto cómo una crisis, que fue en primer lugar una crisis económica, puede derivar en una crisis social.

Hemos visto también que la situación en España ha favorecido la aparición de una crisis social, con en primer lugar el previsible pinchazon de la burbuja inmobiliaria, y adémas a causa de la legislación española que no protegía al ciudadano en ciertos casos. Y esta crisis ha tenido consecuencias graves, porque afecta toda la población sin dinstincto (familias o personas mayores), y adémas la crisis ha agravado los problemas sociales existentes como el acoholismo, los suicidios o las violencias conjugales. Podemos añadir también el hecho de que el gobierno no ayudó a los ciudadanos en peligro, sino a las bancas, que fueron, según algunos puntos de vistas, responsables en parte de esta crisis.

Para resumir, el contexto era el siguente: un nombre importante de españoles en una situación critica, que no podían apoyarse en el gobierno para ayudarlos, y muchas habitaciones vacantes en el pais.

Es en este contexto en el que nacieron las initiativas populares para luchar contra este fenomeno de los desahucios. Y esta lucha se desarolló en primero en las calles, con largas protestaciones y adémas con acciones de insubordinación civil para impedir a familias de ser expulsadas de sus casas. Asociaciones como la PAH fueron creadas, y en el mismo tiempo lideres se afirmaron.Como Ada Colau, quién era la portavoz de la PAH, y ahora está la alcadeza de Barcelona.

Pero, la lucha siguío tambien en el terreno judicial, dónde los militantes gañaron victorias importantes, primero con las instencias europeas y el reconociemiento de los derechos de los desahuciados por el Tribunal Europeano de Justicia, y después en España, con la creación de un plan de vivienda para ayudar financieramente a los desahuciados.

Ahora, para responder a la problemática podemos decir que los desahucios son un simbolo de la crisis social española porque en primer lugar resultan de la fragilidad economica del píis, y luego de una mala gerencia por parte del estado y también de los acreedores. Es también un ejemplo simbolico de esta crisis a causa de la inacción del estado durante los primeros tiempos de la crisis.

Pero, el otro aspeto simbolico de esta crisis, son las movilizaciones ciudadanas que han avanzado de manera significativa hacia una solucion durable.

El ejemplo español muestra que en tiempo de crisis y de baja confianza en las instuciones politicas clasicas, las movilizaciones ciudadanas al nivel local, y que se sigue tambien al nivel nacional o internacional, pueden hacer que se mueva el statu quo.

Posté par BlogCivi à 18:53 - Permalien [#]